Poner en condiciones y circular en moto cuesta G. 8 mil

  • A esa afirmación arribó un equipo de prensa de Oviedo Press, este viernes, en el local de Casa de las Motos, haciendo referencia a tener adecuadamente las luces, delantera y trasera, de los biciclos.
  • Ante la llegada de la unidad operativa táctica motorizada, Lince, de la Policía Nacional, los motociclistas buscan poner en condiciones mecánicas y documentales sus biciclos, para evitar contratiempos.
  • A los accesorios eléctricos de luces, también acompañan otros combos de artículos, como ser casco, chaleco reflectivo, luces de giro, batería, entre otros, a costo muy accesible.
Los accesorios para tener en reglas generales de circulación las motocicletas, se hallan a costos muy accesible, en el conocido comercio de Coronel Oviedo. //OviedoPress

La llegada a Coronel Oviedo de la Unidad Táctica Operativa Motorizada (UOTM), Grupo Lince, motivó todo tipo de reacciones en la comunidad ovetense, en su mayoría absoluta en favor dela entrada en vigencia de los efectivos policiales, en tanto otros, al tiempo de celebrar esta llegada, se apresuran en poner en reglas documentales sus biciclos y en buenas condiciones mecánicas, de manera a seguir circulando por las calles de la ciudad.

Oscar Segovia Baranda, propietario de la tradicional y pionera tienda de moto repuestos de Coronel Oviedo, Casa de las Motos, nos recibió este viernes en su show room, y nos puso al tanto de los costos de los accesorios y artículos de repuestos, básicos, aquellos indispensables para salir a circular en calle y no ser vulnerable al decomiso o sacada de circulación, o en defecto, ser multados por agentes de tránsito o procesados penalmente, por el Ministerio Público.

Dos de los accesorios indispensables, que constituyen elementos de seguridad básica para el motociclista, son las luces delas motos, la trasera y delantera, que a más de brindar visibilidad en ruta, sirven de “advertencia” acerca de la presencia del motorista en calles, especialmente en horario nocturno, nos relata Segovia.

Estos accesorios, tienen el módico costo de G. 5 mil, para las luces delanteras, y G. 3 mil, para las traseras; en su conjunto suman G. 8 mil; “Estos G. 8 mil, pueden representar la diferencia entre la vida y la muerte de uno o varios motociclistas”, reflexionó el comerciante ovetense.

Así mismo, nos brindó detalles acerca de otros accesorios importantes, como las luces de giro (señaleros), cuyo costo individual es de G. 7.5 mil, en juegos de cuatro están a G. 30 mil, una batería cargada se vende a G. 100 mil, en tanto si la necesidad es más compleja, un juego de instalación eléctrica (cableado) está a G. 50 mil, si es necesario cambiar los juegos de faro, el delantero cuesta, G. 30 mil y el trasero, G 25 mil.

Por otro lado, para la circulación segura en rutas nacionales o distritales, especialmente en horario nocturno, los chalecos reflectivos son accesorios exigidos en la propia Ley Nacional de Tránsito, éstos tienen un costo individual de G. 20 mil, a su vez un casco reglamentario, con normas y parámetros de seguridad internacionales, de procedencia brasileña, tiene un costo de G. 85 mil, los caños de escape sin roncador van desde G. 110 mil, de acuerdo a la marca y el modelo de las motocicletas.

Oscar Segovia, junto a Jorge Miltos y toda la familia, vienen de una tradicional de comerciantes del rubro de moto repuestos con más de dos décadas en la ciudad, en su local ubicado sobre la Avda. Mariscal Estigarribia, frente al edificio de la Dirección de Policía, exhortan a la ciudadanía en general, a contribuir con la seguridad vial pública, en la que todos hacemos parte y contamos con la responsabilidad compartida.

“A la sumatoria, ponerse en regla con las luces, salva vidas, invertir en tener en condiciones la moto y documentarse tiene un costo relativamente alto, sin embargo, pagar una multa va desde G. 800 mil a mucho más, y en el peor de los casos, velar y sepultar a un familiar muerto en accidente motociclístico es multimillonario e irrecuperable, pensemos con más responsabilidad”, reflexionó finalmente, Oscar Segovia.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0