El «cara a cara» entre Eladio y Marisol

Ambos son del Partido Colorado y militan en el mismo movimiento interno: Jóvenes al Poder, principal aliado del movimiento oficialista Colorados Añetete, sin embargo existe una especie de desacuerdo constante entre ellos cuando surgen fuertes cuestionamientos por parte de Marisol Espínola desde su banca de la Junta Municipal. “Hay que ver si es una sola persona la que cuestiona o es el pleno”, suele ser una de las respuestas de Eladio González ante los medios. “Mirame a los ojos y respóndeme”, fue una de las expresiones de la concejal el pasado jueves cuando los dos estaban frente a frente en la Casa de la Cultura de Coronel Oviedo.

Marisol Espínola, concejal municipal (i), Guillermo Benítez Villalobos (c), Eladio Armando González Torres (d). // OviedoPress

La Junta Municipal es uno de los centros de debate político por excelencia y, coincidentemente, fue el lugar donde el intendente municipal de Coronel Oviedo, Eladio González y la concejal municipal, Marisol Espínola tuvieron la fortuita oportunidad de estar cara a cara y conversar, si cabe el término.

– Intendente, por favor quiero hablar un rato con usted.
– Pero con mucho gusto señora concejal.

Así iniciaba este inesperado encuentro entre ambas autoridades comunales, que es bien sabido, tienen grandes desacuerdos a pesar de profesar la misma ideología política… o al menos, están afiliados al mismo partido: la Asociación Nacional Republicana.

El intendente terminaba de hablar con los periodistas tras la sesión extraordinaria de la Junta Municipal, en la que fue convocado, junto con otras autoridades del ámbito de la salud y del universitario, para tratar la construcción del Hospital General en Coronel Oviedo.

En la puerta del salón de clases de la Casa de la Cultura fue el encuentro donde Marisol Espínola hace su primer reclamo: “Intendente mirana un poco como está este piso parquet, pintaron todo, esto no se debe pintar… como lo que no preguntan antes de hacer esto, mirá cómo quedó (sic)”, decía Marisol mientras Eladio miraba sin proferir ni una sola palabra.

“Estoy segura que esto no pasó por Doña Leticia (directora de la Casa de la Cultura), y se hace sin consultar algo que está mal, y miren cómo quedó”, dijo al mostrar los rastros de calzado que pisaron el suelo sin siquiera secarse. En ese momento ya se dirigía en plural porque a Eladio González lo acompañaba el secretario general de la municipalidad, Guillermo Benítez Villalobos.

– Lo que pasa es que Marisol, perdón… señora concejal, yo mismo estuve en la semana conversando con los padres sobre el uso de este salón. Atinó a decir Guillermo Benítez, mientras el intendente seguía mudo ante la situación planteada.
– No.. no puede ser, hace tres años que se viene arrastrando este problema, la verdad que no entiendo como Doña Leticia aguanta esta situación y no renuncia. Interrumpió diciendo Marisol Espínola y añadió: “Intendente no puede ser nio que una chica te maneje y genere todo este problema en este lugar, a la pobre señora no la dejan trabajar, ponena orden… vos sos intendente de Coronel Oviedo (sic)”, dijo de manera firme.

Marisol insistió que la máxima autoridad es el intendente y que por lo tanto debería poner orden en el lugar. “Cómo es que vas a permitir que otros decidan lo que se debe hacer en el lugar, no puede ser que una persona que ni siquiera está acudiendo a su lugar, una directora artística imponga lo que se debe hacer o no en una Casa de la Cultura donde existe una directora, a quien ya se la tiene pintada ya nomás”, seguía reclamando la concejal ante la mirada atenta del intendente, pero mudo a la vez que Guillermo Benítez trataba de esbozar una respuesta.

“El organigrama prevé y encaja perfectamente la dirección artística y yo personalmente estoy trabajando para reglamentar todo esto”, dijo el secretario general.

“Miramena intendente, mírame a los ojos y respóndeme, no podemos estar viviendo esta situación sin resolver, mírame y respóndeme, vos sos el intendente de Coronel Oviedo (sic)”, reclamó Marisol Espínola.

La respuesta fue: “No voy a responderte, porque sos imagen y semejanza de mi madre, mis hijas y mis hermanas, y no puedo faltarte al respeto”.

Ese momento fue el más álgido: “Pero por favor que tienen que ver tu mamá, tus hermanas y tus hijas, aquí hay una situación planteada que resolver independiente a tus familiares”.

“No voy a hablar porque después la gente no me cree y me va a criticar”, respondió de nuevo el intendente. Sobre sus palabras, Marisol Espínola lo acusó: “Lo que pasa es que sos muy mentiroso, y cuando mentís demasiado eso es lo que pasa, la gente deja de creerte.. es el famoso hazte de fama y échate a dormir”.

“Yo quiero que hables con los padres, con la gente para que sepas lo que ellos piensan y quieres”, salió al paso Guillermo Benítez para descomprimir la tensión del momento.

Eladio reafirmó lo dicho por su secretario general: “Te sugiero que hables con la propia profesora del coro municipal a ver que te dice al respecto, señora Marisol”.

– No hace falta que me digas “señora”, Marisol nomás… miramena Eladio, nosotros hemos trabajado juntos, yo trabajé por vos Eladio y debemos hacer que las cosas funcionen aquí, fue la respuesta de una Marisol que hacía denotar cierta decepción por la actitud de Guillermo Benítez. “Nona Guille, no puede ser que estés diciendo eso”, le reclamó en un momento.

“No la invité a salir por caballerosidad” 
Luego del encuentro entre ambas personas, el intendente Eladio González afirmó que considera que la concejal Marisol Espínola le faltó al respeto. “Me faltó al respeto en todos los sentidos, por caballerosidad y honra me callé”, dijo.

Afirmó que hubo exabruptos e improperios sobre su persona, “pero yo me callé y solo me limité a escuchar sus reclamos, jamás le voy a faltar el respeto a una mujer”, afirmó.
Finalmente dijo que fue considerado, “porque si fuera como en casos anteriores, la iba a invitar a salir del lugar, como ya hice alguna vez con integrantes de una comisión en mi despacho”.

¿Qué se puede hacer con alguien que no quiere hablar? 
Es lo que dijo la concejal Marisol Espínola tras el episodio con el intendente Eladio González. “No se puede traer a colación a la familia cuando se está hablando de asuntos municipales y que son de interés público”, dijo en conversación con OviedoPress.

La concejal señaló que un gobierno municipal debe centrarse en el debate de los intereses de la gente y no en cumplir caprichos de funcionarios que finalmente impacta de manera negativa en la sociedad y deja una imagen deplorable de la administración municipal.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0