Ineptitud aparejada a la insensibilidad

Los hombres pasan y las instituciones quedan”, es la famosa frase que se acuña siempre que se quiere justificar algo irregular que haya hecho “el hombre”, o la mujer, al frente de una institución pública, del Estado. Si bien es cierto que mientras los hombres pasan, las instituciones quedan, dejan sus huellas (mayormente) negativas en quienes debieron recibir atenciones de estos hombres en sus rol de servidor público.

Es cierto que toda regla tiene excepción, pero el funcionariado público tiene un estigma en el que la mayoría coinciden: no demuestran empatía y son torpes (en algunos casos se hacen), sin embargo en la mayoría de los casos son la cara más visible de la ineptitud.

Y es que, al llegar a un cargo público, en la mayoría de los casos recomendación política, asumen “el poder”, pero no asumen la responsabilidad que se les exige para que cumplan el rol de servidores públicos.

Varios son los casos en los que quedaron evidenciadas la falta de interés, por parte de funcionarios con altos cargos, de quienes depende el funcionamiento correcto de las instituciones, el cual debería redundar en beneficio de los ciudadanos.

1. Rodys Rolón Alvarenga, jefe regional de la Administración Nacional de Electricidad demostró desinterés, irresponsabilidad e irreverencia cuando respondió a la pregunta: ¿por qué nadie atiende el teléfono de reclamos de la ANDE en Coronel Oviedo?.

Tienen que reclamar a través de la APP (aplicación para Smart phone)”, fue lo que dijo. Cuando fue cuestionado por su respuesta, el mismo afirmó que sabía que la APP estaba fuera de servicio, justamente por falta de energía eléctrica. Aquello fue una clara muestra de falta de respeto a los usuarios que necesitaban que se les reponga la energía eléctrica en pleno verano.

La misma respuesta: “Te sugiero que reclames a través de la APP”, fue la que le dio al administrador de la ESSAP, Armín Barrera, cuando éste le solicitó que gestione la reposición de energía eléctrica en la zona de la Planta de Tratamiento de la aguatera, porque la falta de electricidad impedía que se bombee agua desde el Río Tebicuary, hasta la ciudad de Coronel Oviedo.

2. Catalino Fabio, director del Hospital Regional de Coronel Oviedo. De acuerdo a lo señalado por la directora de la V Región Sanitaria, Lorena Ocampos, el director del hospital es el que debe conocer los datos de casos confirmados de dengue en Coronel Oviedo; del propio hospital regional, clínicas privadas y hospital del IPS (Coronel Oviedo).

Su respuesta fue: “yo solo puedo decirte lo que es del hospital, en lo del IPS nosotros no tenemos nada que ver, no sé nada”. Fue una muestra clara de ineptitud, irresponsabilidad y falta de empatía, por sobre todo falta de compromiso en una lucha contra el mal, lucha impulsada y propagada desde el mismo Ministerio de Salud Pública.

La respuesta de Catalino Fabio fue reportada de nuevo a Lorena Ocampos quien atinó a decir: “Habrá entendido mal la pregunta”.

Entonces facilitó el número telefónico de Isabel Duré. “Ella es la epidemióloga regional”, afirmó.

3. Isabel Duré, encargada del Centro Regional de Epidemiología. Fue consultada, por referencia de la directora de la V Región Sanitaria, ¿cuántos casos confirmados de dengue existen en Coronel Oviedo?. “Voy a mirar en la base de datos”, fue su primera respuesta. Luego de dos horas, amplió su respuesta: “Tenemos 30 casos sospechoso a nivel regional. Para sacar el desagregado, no puedo acceder a la base de datos. Si podes aguardar el lunes te puedo dar datos fidedignos. Si no es muy urgente (sic)”.

4. Crio. Ppal. Gregorio Ávalos, Jefe Departamental de Prevención y Seguridad Ciudadana. Este alto funcionario de la Policía Nacional, desconoce si las patrulleras que circulan por la ciudad de Coronel Oviedo, tienen localizador GPS. A pesar de ser una manifestación pública de irresponsabilidad y un desinterés total en la seguridad ciudadana, lo grave es el marco de circunstancias en la que respondió: “eso ya escapa a mi conocimiento”.

El pasado miércoles se hizo pública una denuncia en la que supuestamente un hombre (en aparente estado etílico), fue tirado al costado del cementerio de la ciudad, desde una patrullera por parte de agentes de la Policía Nacional. Al Gregorio Ávalos se le consultó si llegó a realizar una investigación sobre la denuncia pública. “Llamé por teléfono al 911 y me dijeron que no hay nada en la mapa (sic)”, fue su respuesta.

Evidentemente no investigó la denuncia y todo demuestra que quedó en el “opa rei”.

5. Lourdes Soto, es la agente fiscal del Ministerio Público quien intervino en el caso mencionado más arriba. “Ya está en el hospital el señor, eso es lo importante”, fue su primera respuesta. Fue consultada sobre la investigación de la grave denuncia contra agentes de la Policía Nacional, quienes habrían tirado y abandonado al hombre, al costado del cementerio.

Lo que pasa es que si nadie denuncia oficialmente poco se puede avanzar, yo llamé a los de la policía, pero la gente tiene que hablar y dar su testimonio de lo que pasó”, dijo en entrevista el pasado jueves.

A pesar de que desde la redacción de OviedoPress, medio que publicó la denuncia, se le ofreció la posibilidad de solicitar las identidades y números de teléfonos de los denunciantes, no recurrió por lo que la investigación no avanzó.

6. Alejo Ríos Medina, es el gobernador del departamento Caaguazú quien dio una respuesta considerada como: “el bajón definitivo”, por los integrantes del Grupo Huellas, calificado para brindar un concierto de 90 minutos en Panamá, el pasado viernes, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud, con la presencia del Papa Francisco.

Manifestó que prefería gastar la suma que necesitábamos, – unos 40 millones de guaraníes-, en un estudiante para una beca de 5 años en el exterior, que en un grupo musical por un viaje de solo una semana’, sin tener en cuenta los beneficios de una representación artística en un evento de esa envergadura mundial”, dijo el director del grupo, Marcelo Jiménez.

7. Luis Alberto Torres, asesor jurídico de la Municipalidad de Coronel Oviedo. “Esa es una pregunta muy incómoda”, dijo cuándo se le preguntó: ¿con quién lo que se transa para retirar de nuevo las tragamonedas incautadas que, según la Ley, deben ser destruidas?.

Su respuesta fue reveladora: “en primer lugar, yo tampoco sé con quien lo que se transa”, dando a entender claramente que sí se transa (coimea) y por eso las tragamonedas confiscadas vuelven en poder de los comerciantes que lo explotan de manera irregular e ilegal.

Dicen que como ejemplo basta un botón, pero fue necesario exponer estas varias situaciones para evidenciar que estamos en manos de ineptos e insensibles que de alguna manera rigen nuestra calidad de vida y nuestro futuro, y nos convierten en ciudadanos desprotegidos.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0