“Mi bebé murió mientras anestesiólogo veía el clásico”

  • Es la afirmación que realiza la señora Cinthia Giménez Quiñónez, cuya bebé falleció el sábado en horas de la tarde, en el Hospital Regional de Coronel Oviedo.
  • La denunciante y sus familiares cuestionan que fueron víctimas de supuesta negligencia médica, al haber acudido al centro médico y no haber recibido atención oportuna.

Fachada Hospital Regional de Coronel Oviedo. //OviedoPress.

Familiares de una mujer identificada como Cinthia Giménez Quiñónez, denunciaron que fueron víctimas de una supuesta negligencia médica en el Hospital Regional de Coronel Oviedo.

La misma había ingresado el pasado sábado, a primeras horas de la mañana del sábado 10 de marzo, en el nosocomio ovetense, con dolores ventrales y aparentes trabajos de parto.

De acuerdo a la denuncia, habrían ingresado alrededor de las cuatro de la mañana, esperando largas horas, hasta la tarde, que es cuando se agudizan los dolores y el estado crítico dela mujer, quien finalmente fue ingresada a quirófano por los profesionales del área.

Mi bebé llegó con vida, los médicos trataron de que el nacimiento sea natural”, mencionó, al no poder darse el parto normal, la mujer prefirió dar a luz por cesárea, pero tal hecho no se pudo dar ya que el anestesiólogo de guardia se encontraba viendo el clásico, denunciaron, sin poder precisar la identidad del médico, ya que sostienen que le fue negado el suministro de este dato.

“Tras haber esperado varias horas para que pueda ser anestesiada ya sentí que mi bebé había muerto, recién los médicos me intervinieron quirúrgicamente en horas de la tarde, es más uno de ellos subió encima de mi vientre, forzando a que mi hija saliera, y allí es donde aparentemente la desnucaron”, expresó entre llantos Cinthia Giménez.

Refieren la falta total de humanidad y compromiso profesional por parte de los funcionarios de salud del área de ginecoobstetricia del Hospital, quienes supuestamente en todo momento la atendieron con desaires y prepotencia, exigiéndole que se “aguante” hasta que entre en labres de parto, para alumbramiento normal, cosa que no se pudo dar porque no rompía bola, refirieron.

“Es lamentable tener que aguantar malos tratos por parte de gente que estudió y se formó supuestamente por su don de servicio a la gente, no nos tratan ni como a animales, tal vez por el simple hecho de ser pobres”, se lamentó en otro momento.

Con visible shock emocional, la mujer debió permanecer aún internada durante este lunes 12 de marzo, ya que supuestamente debieron vaciarla (extirpar el útero), debido a los desgarres y lesiones internas sufridos, como también pérdida importante de sangre, por hemorragia.

Quisimos averiguar la identidad del anestesiólogo de guardia, durante las horas de estadía de la parturienta en el Hospital Regional de Coronel Oviedo al cual no pudimos acceder, incluso el propio director general, Denis Figueredo, aseguró “no recordar” el nombre del profesional de turno, derivando a nuestro equipo de prensa a la dirección de recursos humanos, donde tampoco recibimos respuesta.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0