Gripe también acecha en verano y consultas aumentan en hospitales

  • La enfermedad no es exclusiva de la época de otoño o invierno.
  • La influenza B es la que se encuentra en circulación. Las consultas por casos de fiebre copan las urgencias; puede ser por dengue o influenza.

Foto: mdsaude.com

La Dirección de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud Pública (MSP), registra actualmente un incremento de consultas por gripe o influenza, aunque la cifra es ínfima con relación a la época de circulación estacional. “No puedo hablar de un incremento importante, como sería en el periodo estacional, pero sí estamos viendo un incremento en las notificaciones por virus respiratorios”, señaló la doctora Águeda Cabello, titular de Vigilancia de la Salud. Según informa el medio digital ultimahora.com

Fiebre, dolor de garganta, tos, congestión nasal, son algunos de los síntomas de una gripe que también se presenta durante el verano. No es una enfermedad exclusiva del otoño o invierno. Los virus están en circulación durante todo el año y pueden atacar en cualquier momento.

“La influenza hay todo el año. Los virus respiratorios están presentes por nuestras características climáticas. No tenemos cambio de estación, ya están climatizados, están adaptados a nuestra temperatura. Tenemos cuadros por virus respiratorios todo el año, en algún momento puede tener las condiciones adecuadas para aumentar la circulación”.

Un promedio de 1.000 notificaciones semanales de casos febriles se registran en todo el país, teniendo en cuenta la circulación de enfermedades arbovirus (dengue, zika y chikungunya) y otras afecciones que inciden en que se eleve la temperatura corporal.

¡CUIDADO! “Nosotros estamos viendo un aumento en las consultas. El 40% son febriles tipo dengue, de esos, 50% solo cumple criterio de dengue”, señaló la titular de Vigilancia de la Salud. Los casos a veces se confunden con la fiebre rompehuesos por los síntomas casi similares.

El resfrío es leve, pero la gripe o influenza son cuadros más graves que pueden requerir hospitalización. Aparte de la circulación de virus respiratorios, como parainfluenza, influenza, también se presentan casos de rinovirus, resfriado común y cuadros de rinitis alérgica, que a veces se confunden también con una enfermedad respiratoria.

Los cambios bruscos de temperatura; pasar de salas climatizadas al ambiente externo con altas temperaturas, es un desencadenante para la aparición de la enfermedad. “En este momento estamos viendo la gripe de verano, que es más compleja porque la gente se expone a cambios de temperatura, estamos con el aire acondicionado. Existe una mayor posibilidad de que se tengan casos intrafamiliares y laborales (por la exposición en ambientes cerrados)”.

La enfermedad se contagia a través de secreciones que se expulsan al toser, hablar o estornudar. El lavado de manos, la etiqueta de la tos y el reposo son indispensables para evitar la dispersión en la casa o en el trabajo.

“Si hay una persona con comorbilidad (padece enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión) puede dar casos más severos. Si uno no hace reposo adecuado puede complicarse con otros cuadros, como una infección bacteriana. En los resfríos no hablamos tanto de reposos, pero sí de la etiqueta de la tos. En el resfrío no hay generalmente fiebre”.

Comentarios

Comentarios del sistema: 0