Alder Mendoza planteó suspensión de juicio oral por supuesto homicidio culposo

  • En la causa en que el Ministerio Público lo acusa por la muerte de la joven Liz Romina Zárate Licitra, por supuesto abandono y negligencia médica, ocurrido en 2007.
  • A través de sus abogados, planteó incidente de recusación contra uno de los integrantes del Tribunal de Sentencia, buscando postegar el inicio del juicio, marcado para este viernes 17 de noviembre.

Alder Mendoza, médico acusado de supuesta negligencia, por el Ministerio Público // Facebook

Alder Mendoza, médico forense del Misterio Público, propietario de la clínica privada Unidad Médica de Emergencias (UME), deberá afrontar juicio oral y público por un supuesto hecho de homicidio culposo, ocurrido en fecha 15 de marzo de 2007, donde resultara víctima fatal Liz Romina Zárate Licitra (17), luego de haber sido internada en su clínica y aparentemente abandonada por el galeno, con un cuadro de dengue grave.

La causa judicial demoró diez años en ser elevada a juicio oral y público, fijada para el viernes 17 de noviembre, desde las 08:30 hs., a lo largo del proceso se plantearon al menos unos 70 incidentes dilatorios por parte de la defensa técnica del hoy acusado, los cuales incluso motivaron que el expediente sea derivado a la Dirección General de Auditoría Jurídica de la Corte Suprema de Justicia, que finalmente confirmó la sustanciación del controvertido, en la fecha señalada.

Amén de todo, tras la conformación del tribunal de sentencia que juzgará al acusado por supuesto homicidio culposo, como consecuencia de un aparente abandono y negligencia médica, los magistrados judiciales Alejandrino Rodríguez, Ninfa Torres de Ramos y Fernando Torres quedaron como integrantes del colegiado.

En fecha 2 de noviembre de 2017, Alder Mendoza, a través de sus abogados Víctor Centurión y Arsenio Centurión, plantean incidente de recusación contra el juez Fernando Torres, por supuesta amistad manifiesta entre el acusado y sus abogados defensores, a los letrados los une un vínculo de amistad como ex compañeros de la promoción 1992 del Colegio Nacional de la Capital, en tanto Mendoza se declaró amigo personal de su juzgador.

El incidente fue admitido y tramitado de manera inmediata por el miembro del Tribunal recusado, tal es que, en fecha viernes 3 de noviembre, el juez Luis Fernando Torres se allana a la recusación planteada inhibiéndose de entender en el juzgamiento del acusado, durante el juicio oral previsto, imprimiéndose trámite de rigor a la inhibición.

De acuerdo al trámite de rigor establecido en el Código de Procedimientos Penales, al apartarse Torres de entender en el presente juicio, se debió sortear de entre los suplentes designados como integrantes del órgano juzgador, resultando como nueva integrante del Tribunal la magistrada Catalina Riquelme de González.

De esta manera y al no prosperar la acción dilatoria de la defensa de Alder Mendoza, la fecha establecida para el inicio del debate controvertido sigue como quedó previsto, para el viernes 17 de noviembre próximo.

La acusación formal del Ministerio Público y la representación en juicio estará a cargo del agente fiscal de Caaguazú, Alfredo Mieres, en  tanto la querella adhesiva está a cargo de los abogados Jorge Bogarín González y Diego Guillen, quienes calificaron el incidente planteado por la contraparte, como una nueva acción dilatoria tendiente a evadir el juicio y la responsabilidad penal de Mendoza, en el supuesto hecho punible del cual está acusado, en calidad de supuesto autor.

COMMENTS